Juan Juárez Baviano y Villarroel representa nuestra tercera generación conocida de conquistadores y pobladores, residentes en las nuevas provincias del Tucumán. (1) Como tal, ya es hijodalgo, y por méritos propios y los de sus antepasados provee información, donde "los testigos dicen merece un habito de los tres ordenes militares, y un govierno o corregimiento y a esta Audiencia [Charcas] parece ser digno de esta merced... ." (2)

En este valioso resumen de sus méritos, se encuentra confirmada su genealogía, siendo sus padres el capitán Juan Juárez Baviano y doña María de Villarroel. Sus abuelos paternos: el capitán Juan Rodríguez Juárez y doña Catalina Garzón; su abuelo materno, el fundador de San Miguel de Tucumán, Diego de Villarroel, sobrino de Francisco de Aguirre, y su bisabuelo paterno-materno, el capitán Gonzalo Sánchez Garzón. Entre los numerosos méritos de estos antepasados, que Juan menciona puntualmente están: la expedición de la primera entrada al territorio con Diego de Rojas (3) ; la participación, bajo el estandarte real, en la batalla de Jaquijaguana contra Gonzalo Pizarro (4) ; las fundaciones de casi todas las ciudades de la época: las tres del Barco, Santiago del Estero, Nieva, Córdoba, Salta, La Rioja, etc. Todas estas actividades las realizaron usando sus propias haciendas, y sin recibir adecuada compensación; por eso es que "todos quedaron en mucha pobreza por los grandes y continuos gastos que el dicho su padre y abuelos han hecho en el servicio Real en tantos e importantes ocasiones como caballeros hijosdalgo...". (5)

Juan [el Mozo] hereda en segunda vida la pequeña encomienda de Estail, la que ya administraba en 1607, siendo aún menor de edad; más tarde, recibe la encomienda de Asogasta, "conque os obiesedes de casar con Doña Francisca de Vera y Aragón, hija legítima del general Alonso de Vera y Aragón...". (6) Según la petición de su representante en la Corte, Martín de Verasaín, Juan [el Mozo] debería haberse casado con Doña Francisca. Esta aseveración pierde fuerza al revisar diversos documentos, estudios y genealogías, que afirman que Francisca de Vera y Aragón y Ardiles se casó en 1624 con Don Luis de Tejeda y Guzmán, del cual tuvo once hijos. Se necesita investigar más para clarificar este punto. Lo cierto es que, en 1616, el Rey le confirmó ambas encomiendas (algo inusual).

A diferencia de su padre, la carrera política de Juan [el Mozo], fue más venturosa: por lo pronto, ya lo hemos encontrado como Alcalde de Santiago del Estero en 1626 (7) y 1633. (8) Su vida militar fue de ascenso progresivo: capitán de Infantería, capitán y comisario de Caballería, capitán y cabo (título de alto rango de la época). En 1634 era Maestro de Campo, y declara haber sido Teniente General de Gobernador interino en 1641. Para 1643 era Teniente de Justicia Mayor y capitán a guerra. Consignado como "Juan Soares de Babiano" aparece nuevamente con sus títulos de teniente de gobernador, capitán a guerra y justicia mayor de Santiago del Estero, en 1661. (9) Continuó activo aún pasado los setenta años participando, por ser "antiguo residente", como testigo de la probanza de méritos del Presbítero Bartolomé de Dávalos (1666). (10)